Usted está aquí

Alumnos ayudantes

 

El Movimiento de Alumnos Ayudantes (AA), surge el 10 de enero de 1962, como uno de los principales postulados de la ley de Reforma de la Enseñanza Superior en Cuba.

Los alumnos ayudantes son aquellos estudiantes de alto aprovechamiento docente, previamente seleccionados en las carreras, que se distinguen por mostrar ritmos de asimilación más rápidos, aptitudes favorables para el aprendizaje de alguna o algunas disciplinas del plan de estudio y para la investigación científica o el trabajo de desarrollo técnico.

Estos estudiantes serán capaces de realizar tareas complementarias a su plan de estudio, con el propósito de formarlos como docentes o futuros investigadores y así contribuir a satisfacer las necesidades de la universidad y de las tareas vinculadas a los diferentes Programas de la Revolución, entre otros.

Los estudiantes podrán ser seleccionados como alumnos ayudantes, preferiblemente, al concluir el primer año de la carrera y se ratifican en los años posteriores si siguen cumpliendo con los siguientes requisitos mínimos:

  • Buenos resultados docentes.
  • Buena evaluación en la conducta política y social, avalada por las organizaciones estudiantiles.
  • Aptitud y disposición para trabajar como alumno ayudante, en las tareas que se le asignen, ya sean docentes e investigativas.

Este proceso es responsabilidad del decano de la facultad, contando con la participación activa de representantes de las organizaciones estudiantiles. Los resultados se publican en los escenarios docentes.

Cada estudiante seleccionado es asignado a un departamento docente, el cual designa al profesor o tutor responsable de su plan de formación. El plan de trabajo a desarrollar por el alumno ayudante es elaborado por el profesor o tutor en colaboración con este y puede estar dirigido a lograr su formación como docente o al trabajo científico técnico, de acuerdo con las necesidades institucionales y con sus aptitudes y motivaciones. El mismo debe ser aprobado por el jefe del departamento.

La evaluación del trabajo de los AA se realizará al finalizar cada curso académico y es responsabilidad del jefe del departamento docente. Se tendrán en cuenta los siguientes indicadores:

  • Cumplimiento del plan de trabajo como AA.
  • Resultados docentes alcanzados.
  • Opinión del tutor y de las organizaciones juveniles.

El Rector tiene la facultad, en caso necesario y a partir de la propuesta de los decanos, de ajustar la planificación y organización del proceso docente educativo, modificar el plan de estudio y aprobar la modificación del tiempo de estudio del alumno ayudante, en aras de lograr la formación necesaria para la labor que realiza.

Los estudiantes incorporados al Movimiento de Alumnos Ayudantes reciben un pago por esa ayudantía:

  • Durante el primer año de servicio veinte y cinco (25.00) pesos mensuales.
  • Durante el segundo año de servicio treinta y cinco (35.00) pesos mensuales.
  • Durante el tercer año de servicio cuarenta y cinco (45.00) pesos mensuales.
  • Durante el cuarto y quinto año de servicio cincuenta y cinco (55.00) pesos mensuales

 El trabajo de los alumnos ayudantes es atendido por la Dirección Docente de la Vicerrectoría y cuenta con el asesoramiento de los compañeros del Centro de Estudios para el Perfeccionamiento de la Educación Superior (CEPES) en lo que respecta a su preparación pedagógica. Se trabaja además en colaboración con los compañeros de la FEU.

Fuente: Resolución No.02/18