Eco-Restorán El Bambú

 

El Eco-Restorán El Bambú, del Jardín Botánico Nacional, fue fundado el 28 de enero de 1992, con el propósito de integrar la producción de alimentos en un ciclo no contaminante, a partir de las técnicas de la agricultura orgánica, el uso de alimentos frescos de origen vegetal y la conformación de un proceso pro­ductivo que abarca desde la siembra y el uso de una enorme cantidad de plantas comestibles, hasta el reciclaje de los restos biodegradables mediante la lombricultura y el bioabono.

Durante más de doce años se ha ido delineando una cocina natural que logra mostrar un nuevo modelo de alimentación que cuida de la salud humana y se sustenta sin deterioro del medio ambiente.

El Eco-Restorán El Bambú cuenta con una cocina eficiente de leña (que se obtiene de la poda de bosques energéticos) y varios modelos de cocinas solares. Dispone, además, de un huerto organopónico biológico, un jardín de plantas aromáticas y un apiario que suministra todo el año miel de abejas de alta calidad; también posee un secador solar que permite conservar algunos productos de esta­ción. Con el empleo del humus proveniente de la lombricultura se garantiza la integridad biológica de los vegetales utilizados. Hasta el presente han sido em­pleadas más de quinientas variedades de plantas alimenticias y con las producciones del Jardín Botánico Nacional se cubre 70 % de las necesidades de recursos alimenticios del restorán. Además, se prevé la instalación de un aerogenerador para lograr la independencia energética en la refrigeración, un molino de viento para el abasto de agua, una planta de biogás para la producción de metano y biofertili­zantes, y otras tecnologías apropiadas para promocionar el uso de las diferentes alternativas de las fuentes renovables de energía.

La inmensa riqueza que nos proporciona la fértil tierra cubana y el co­nocimiento de la enorme diversidad botánica que debemos salvaguardar, ha permitido el desarrollo de esta instalación, abierta de miércoles a domingo, que expone los más variados platos de la cocina cubana tradicional que utilizan productos de origen vegetal, junto a otras nuevas combinaciones que han ido enriqueciendo esta novedosa propuesta. En la mesa se ofrecen cerca de veinticinco preparaciones de la cocina vegetariana que incluye sopas, arroces, viandas, guisos, soja texturizada, platos horneados, ensaladas, aderezos, postre, jugos, helados e infusiones. Por un precio de dieciocho pesos en moneda nacional para los cubanos, el cliente puede degustar toda la propuesta culinaria, sin restricciones de ninguna índole. El restorán comienza el servicio gastronómico a la 1:00 p.m. El cliente realiza su pago anticipado y el capitán de salón lo conduce a la mesa, en donde tiene derecho a consumir sin restricciones. El orden de consumo de los alimentos se comporta como sigue: sopas, platos calientes y ensaladas, postre, helado e infusión. Los jugos se sirven a solicitud del usuario. La capacidad del salón es de cincuenta personas, el servicio concluye a las 2:30 p.m. y los turistas realizan un pago diferenciado.

De forma general, durante más de doce años han sido atendidas más de trescientas mil personas, que han degustado un menú vegetariano de altos valores culinarios y con un mensaje de salud y protección del medio ambiente. Desde su creación se ha logrado un impacto importante en los visitantes que reciben de forma sistemática información sobre la tecnología de elaboración de estos productos, así como sus cualidades nutricionales y terapéuticas. Numerosos grupos (profesionales, círculos de abuelos, estudiantes, amas de casa, pacientes de varios centros de salud, cocineros) han recibido charlas y conferencias sobre este tema. En tal sentido se han publicado diversos materiales con esta temática (el libro Cocina ecológica en Cuba, con dos ediciones y una tercera prevista para febrero de 2005, el libro Educación alimentaria para la sustentabilidad, artículos en la revista Energía y tú, y publicación seriada Germinal, editada por el Jardín Botánico Nacional y CUBASOLAR), se participa en los cursos de Universidad para Todos, de la televisión nacional cubana, relacionados con la tecnología culinaria de los vegetales y se desarrollan múltiples actividades encaminadas a elevar la cultura alimentaria de la población, a partir de experiencia adquirida. Por la necesidad de extender los beneficios de esta alimentación, que posibilita una longevidad satisfactoria, se realizó el Primer Taller Internacional de Educación Alimentaria para la Sostenibilidad, en marzo de 2003, que permitió un profuso intercambio interdisciplinario de numerosas personas asociadas a esta temática. Nutricionistas, culinarios, botánicos, agrónomos e investigadores conocieron de nuestra experiencia y se constataron los más recientes avances de esta especialidad que tanto puede contribuir al logro de una vida de más calidad. Por la calidad del encuentro se prevé una segunda edición del 6 al 9 de abril de 2005. Más allá de la propuesta educativa, el restorán atiende con cuidadoso y delicado interés a sus comensales. La comida excelente y la belleza de su paisaje han logrado una constante afluencia de público, que siempre agradece esta propuesta.