Usted está aquí

Historia

Historia

 

A casi trescientos años de existencia, la Universidad de La Habana, es una institución que atesora una riqueza patrimonial, histórica y científica reconocida. Desde su fundación en 1728 y hasta la actualidad, ha transitado por las más diversas corrientes de pensamiento y los más difíciles avatares de nuestra historia. La periodización tradicional a través de la cual se observa el tránsito cualitativo de la Universidad, se divide en cinco etapas: la primera, etapa conventual (1728-1842), relacionada al periodo de la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana bajo el mando de los dominicos; la segunda, la secularización de la Universidad hasta el fin del dominio español en Cuba (1842-1898); la tercera, desde la primera intervención militar hasta el fin de la Revolución de los años 30 (1898-1935) y la cuarta (1935-1958). Estas dos últimas las uniremos en una que aborde todo el periodo republicano por tratarse de una síntesis histórica. La quinta etapa la enmarcamos dentro del periodo revolucionario, luego del triunfo en 1959; de ella no existe, todavía, una organización y periodización de sus fuentes documentales.

 

En la etapa de 1842-1898, a partir del proceso de secularización, la Universidad pasa a llamarse Real Universidad de La Habana, o también Real y Literaria, este último acuñado por la tradición. Desde este momento, los asuntos universitarios fueron manejados directamente, por el gobierno colonial de la Isla. Durante esos años se introdujeron diferentes cambios en los planes de estudio de la institución.
Entre 1898-1958, período comprendido desde la Primera Intervención Militar en Cuba y hasta el final de la República Neocolonial, la Universidad de La Habana vive un momento trascendental de su historia. Todas las transformaciones universitarias dentro de esta fase de transición se dictaron a través de órdenes militares. El edificio de la Universidad se trasladó oficialmente a la Loma de la Pirotecnia o Colina de Aróstegui, sitio en el que aún permanece. En los inicios de la vida republicana se comenzaron a construir los primeros edificios en la Colina y a reformar los ya existentes para adecuarlos a los fines académicos.
Posterior a la fundación de la FEU, enero de 1923, comenzó el proceso de Reforma Universitaria en nuestra institución, el cual tuvo el liderazgo indiscutible de Julio Antonio Mella. El fervor revolucionario nacido en el seno de esta organización aunó fuerzas entre el estudiantado para levantarse contra el militarismo. Fruto de la lucha de los universitarios, es la promulgación en 1937 de la nueva Ley Docente que establecía la autonomía universitaria.
El desarrollo de la Universidad en los años de la dictadura batistiana estuvo ligado al movimiento revolucionario. Paulatinamente, la vanguardia estudiantil fue ganando más espacios dentro del ámbito institucional, emprendiendo un nuevo camino en la lucha insurreccional con la fundación del Directorio Revolucionario.
En 1959 hasta la actualidad, florece un período en la Universidad de La Habana signado por un conjunto de transformaciones, que responden a la Reforma Universitaria (enero de 1959 y enero de 1962) proclamada por la Revolución. La lucha de ideas que se produjo dentro de los muros de la UH fue muy fuerte, ya que el proceso de cambios en el contexto universitario implicaba un giro en las concepciones y proyecciones existentes sobre las funciones de la Universidad en la sociedad.
Con el triunfo revolucionario se pudo percibir el escaso número de profesionales en las más diversas ramas del saber, situación que se vio profundamente agravada con la salida de muchos de los profesionales que existían. Esto convidaba, aún más, a realizar una profunda reforma en lo académico, lo administrativo y en todos los órdenes y procesos de la gestión universitaria, lastrados por el elitismo burgués que, durante décadas, afectó las posibilidades de una Universidad que, a pesar de todo, nunca dejó de ser cuna de lo más avanzado del pensamiento y acción cubanos. Nuestra Casa de Altos Estudios se convirtió en espacio de socialización y construcción de los valores de la nueva sociedad, promoviendo la creación de carreras y centros investigativos con una importancia relevante en el área productiva y en el mejoramiento de la calidad profesional.
A lo largo de estos años, la Universidad ha exhibido resultados relevantes en la graduación de profesionales, de másteres y doctores con una calidad y una ética reconocida a nivel nacional e internacional.
 
Historia de la UH
Historia de la UH
Historia de la UH
Historia de la UH
Historia de la UH