Usted está aquí

Cambiar el mundo también es cosa de niños

Cambiar el mundo también es cosa de niños

Tomado de Agencia Cubana de Noticias

La Habana, 17 may (ACN) La Facultad de Turismo de la Universidad de La Habana este viernes se vistió de verde y con motivo del Día Mundial del Reciclaje, el lugar se llenó de pequeños con ganas de cuidar la Tierra, de proteger el medio ambiente mediante vías como la diversión o el entretenimiento.

Estudiantes de la Escuela Primaria Gonzalo de Quesada y de la Secundaria Básica Fructuoso Rodríguez, que forman parte del círculo de interés que promueve la mencionada facultad, fueron los protagonistas de ese evento de sensibilización y acercamiento a un asunto de gran importancia no solo económica, sino para la salud humana y del planeta.

Aglis Laura Quesada, especialista del Grupo Empresarial de Reciclaje (antes Unión de Empresas de Recuperación de Materias Primas), les explicó las opciones reales que existen en el país a la hora de reciclar y cómo es separada y clasificada la materia prima que reciben.

Los niños hicieron de este un espacio lleno de vida, entre ellos Sofi, quien con apenas cuatro sabe que “hay que cuidar la naturaleza, porque si no se mueren los animalitos”; o María Caridad, de 10 años, quien pide salvar el mar para no quedarnos sin playas.

Todos conocen lo urgente que es reciclar y mientras juegan, con materiales hechos por el Grupo Científico TURbiot de la Facultad de Turismo, van aprendiendo y se divierten. El objetivo principal del encuentro fue promover actitudes orientadas al consumo responsable, la reducción de residuos y su reciclaje, fomentando la reflexión personal sobre nuestros propios hábitos.


Elizabeth Rodríguez, profesora del grupo, conversó sobre la necesidad de incluir a niños y jóvenes en actividades ecologistas, siempre mediante métodos didácticos que motiven su interés. El día de hoy, con todas sus fechas importantes, recordó que mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo.

Cambiar el mundo también es cosa de niños
Cambiar el mundo también es cosa de niños
Cambiar el mundo también es cosa de niños