Usted está aquí

Crónica de un domingo diferente

Crónica de un domingo diferente

Texto y fotos: Odalis Fundora Arencibia

Un tornado de amor y teatro justo a una semana del que dejó a una parte de La Habana con afectaciones materiales y espirituales. Una semana después de la ocurrencia del tornado en La Habana continúan las labores de recuperación en los municipios Regla, Guanabacoa, Diez de Octubre, San Miguel del Padrón y Habana del Este, con la participación activa y comprometida de estudiantes, profesores y directivos de la Universidad de La Habana (UH).

Los estudiantes de las facultades de Turismo, Biología, Derecho, Comunicación y Psicología de la UH, acompañados por sus representantes de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y sus profesores, han participado no solo en las labores de saneamiento, sino también en la identificación de necesidades y en el diagnóstico de afectaciones psicológicas en niños, adolescentes y jóvenes así como en adultos mayores.

Durante estos días ha sido importante este apoyo desinteresado y altruista pues han salido a luz las mejores conductas y comportamientos de los que tanto se ha hablado en los últimos tiempos, y demuestra que quedan reservas humanas de solidaridad, la entrega a una causa de la nación y el amor al prójimo en momentos de crisis, pérdidas materiales y humanas, la ocurrencia de eventos de la naturaleza difíciles de predecir.

Este domingo 3 de febrero fue diferente y aunque aún los estudiantes están participando en labores de facilitación para la entrega de materiales de construcción, en diagnósticos de necesidades de la población afectada por el tornado, en la sede principal del Proyecto Faro de IFAT, integrantes del mismo y de la Sección InterCreAcción de la Sociedad de Psicología y el Grupo Teatro Espontáneo de la Habana, junto a profesores y estudiantes de la Facultad de Psicología unieron esfuerzos para a través de algunas técnicas psicológicas, sacar emociones negativas de los niños a través del teatro y la actuación.

Los niños desde su experiencia personal y familiar y con la creatividad que los caracterizan expresaron sus vivencias, la de sus familiares, vecinos y amiguitos en un ambiente familiar, por otra parte, integrantes del grupo de teatro a través de la actuación expresaron las vivencias de los niños que se vieron representados en los momentos que vivieron el domingo 27 de enero. Algunos padres y vecinos también expresaron emociones vividas y agradecieron este pequeño espacio que desde la comunidad y el apoyo de profesionales de la Psicología.

Algarabía, inquietud, risas, expresiones como me dan deseos de llorar se transformaron al final de la sesión en una rueda en la calle, en la que participaron actores, estudiantes y profesores de la facultad, vecinos y los principales protagonistas, los niños, muchos de los que este lunes se reincorporan a sus escuelas.

Crónica de un domingo diferente
Crónica de un domingo diferente
Crónica de un domingo diferente
Crónica de un domingo diferente
Crónica de un domingo diferente
Crónica de un domingo diferente
Crónica de un domingo diferente
Crónica de un domingo diferente