Usted está aquí

EL MONCADA DE LOS JÓVENES DE HOY

EL MONCADA DE LOS JÓVENES DE HOY

Por Ana Claudia Nápoles y Elena Godinez Dalmau

Desde el inicio de la pandemia de la COVID-19, los jóvenes cubanos se han destacado en numerosas tareas con el propósito de contribuir al país en medio de una crisis sanitaria y las dificultades generadas por el injusto bloqueo. 
Miles de estudiantes de las carreras de Ciencias Médicas se encuentran vinculados a las pesquisas activas para detectar personas con síntomas de la enfermedad.
Otros jóvenes han contribuido al enfrentamiento del SARS-CoV2 en centros de aislamiento y en  la  ayuda a personas vulnerables, llevándoles alimentos y módulos de aseo que son destinados a la población. Asimismo, es admirable la participación de estos, en labores agrícolas, en la organización de colas y en la higienización de instalaciones.
También los estudiantes universitarios han aportado a partir de los conocimientos adquiridos en sus carreras; entre ellos los de psicología que a través de las redes sociales y otros medios han apoyado a las familias con consejos en estos tiempos de confinamiento y para evitar conductas incorrectas que puedan dar lugar a la propagación del virus.
La juventud cubana se ha mostrado valerosa, unida, valiente ante este enemigo invisible y no ha dudado en dar el paso al frente para colaborar en todas las tareas sociales, económicas y políticas del país. 
Como lo hiciera una vez Mella con la guía y consagración de lo que la Universidad Popular José Martí, los universitarios en cada rincón del país hoy también son partícipes del Contingente Educando Por Amor con la incorporación de los estudiantes a las aulas para impartir clases a adolescentes y jóvenes de secundaria, preuniversitario o enseñanza técnica superior. Esta tarea continúa en tiempos donde la pandemia no ha permitido las clases presenciales, sin embargo sus miembros están en contacto con los estudiantes, en la revisión de teleclases, conocer sobre sus inquietudes y fundamentalmente apoyarlos en lo que necesiten. 
La FEU se renueva también desde la comunicación y lo hace a través de  sus movimientos de corresponsales en cada universidad y la preparación de los estudiantes en esta esfera, aunque no sean de carreras asociadas. La televisión y la radio también fueron atrapadas con los programas Corazón Universidad y Tiempo FEU respectivamente. 
Las redes sociales como mayor vía de comunicación durante la pandemia se han inundado con  imágenes, videos, audios de la comunidad universitaria y su participación activa. En este sentido, la histórica Revista Alma Mater, fundada en 1922, convierte en  protagonistas de sus relatos a estudiantes cubanos y de otras nacionalidades. 
La Covid 19 impuso muchos retos a la FEU de Cuba y el estudiantado universitario no lo pensó dos veces para emprender este Moncada, diferente, sí, pero con las mismas convicciones, el sentido del deber y el hacer por la Patria. La principal misión fue, esta vez, dar el paso al frente en las tareas de impacto porque el país lo necesita, porque Cuba confía en su juventud. 

 

EL MONCADA DE LOS JÓVENES DE HOY
EL MONCADA DE LOS JÓVENES DE HOY
EL MONCADA DE LOS JÓVENES DE HOY