Usted está aquí

Entrevista a Rául Guinovart Díaz, decano de la Facultad de Matemática y Computación, por Naturaleza Secreta

Entrevista del decano de la Facultad de Matemática y Computación, Rául Guinovart Díaz, por Naturaleza Secreta

Texto y fotos tomadas de la página en Facebook de Naturaleza Secreta (@NaturalezaSecretaDeCuba)

Raúl Guinovart Díaz es el decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, él concitó la atención de muchos cubanos cuando expuso los posibles estimados de evolución de la COVID-19 en Cuba, a partir de modelos matemáticos que se expresaban en curvas, expresión de cantidades de posibles casos en el país en el transcurso de las siguientes semanas. Aunque el cumplimiento de los estimados más o menos favorables, dependían de numerosos factores sociales, difíciles de predecir, la vida ha venido confirmando estos pronósticos, para bien:

“Estos cuatro meses han sido duros, porque primeramente esto que estamos haciendo es una responsabilidad tremenda, que a uno lo paren en la televisión a decir cosas. A mí nada más me conocían en mi casa, los dos o tres vecinos más próximos, y los estudiantes y profesores de la Facultad, y de momento estar en los medios, en la televisión, que te hagan este tipo de entrevistas, es una responsabilidad tremenda, porque uno no tiene toda la verdad en la mano, lo que más quisiera uno es que los modelos se incumplieran para mejor”.

Guinovart tiene 59 años, es habanero, estudió en el pre Saúl Delgado en el Vedado, se graduó primeramente de profesor en el Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona y en el 1993 hizo una maestría en Matemática en la Universidad de La Habana y luego un doctorado. Desde el año 1996 trabaja como profesor de la Facultad y en el 2013 asume la función de decano:

“Desde enero existía un grupo de expertos de ciencias médicas y epidemiología, que comenzaron el trabajo de preparación del país frente a la Covid-19. Una vez que debutó la enfermedad en nuestro país, a nosotros nos convocaron para que ayudáramos en la modelación, con modelos matemáticos y computacionales, y un grupo de profesores de la Facultad estamos en este grupo, varios directamente y otros de manera indirecta. También han trabajado otros graduados de esta facultad y profesores de muchas universidades del país. Son muchas personas.

Lo que ha pasado es que ha habido todo un movimiento en el país e infelizmente a mí me ha tocado este trabajo, y digo infelizmente porque hubiera sido mejor que todos ellos pudieran paticipar en todos los encuentros... Todos los profesores del área de matemática y computación en todas las universidades del país se han puesto en función de la modelación y de tratar a predecir qué podía pasar con este virus. También hay centros de investigación en La Habana con equipos de investigadores trabajando, en Neurociencias hay un equipo importantísimo de jóvenes matemáticos y de ciencias de la computación, físicos que también están trabajado en esto, mucha gente aportando. Cuando se haga la historia de todo esto, se podrán destacar los nombres de todos ellos.

La matemática es el lenguaje de la ciencia, todas las ciencias se expresan a través de ella, y la matemática está presente en toda la sociedad, incluso en aspectos sociales. La tarea de la matemática no es predecir, es alertar y es tratar de que los que tengan que tomar decisiones, lo hagan basados en criterios científicos, no de manera empírica, sino consciente. Cuando nosotros presentamos los primeros modelos, yo creo que muchas personas comprendieron las implicaciones y el peligro a que nos enfrentábamos.

Los modelos metereológicos permiten tomar las medidas para evitar males mayores, pero usted no puede cambiar la trayectoria del ciclón, es muy difícil poderlo hacer…en el caso de la Covid-19 sí, porque los factores de la enfermedad están relacionados con la interacción entre las personas sanas y enfermas, y es allí que se produce el crecimiento de casos. Cuando se han divulgado los modelos, las personas han querido saber cuánto va a durar la epidemia ne nuestro país, dónde y cuándo se van a producir los picos de la epidemia. Esto exalta el papel de la matemática y a que los jóvenes conozcan sus muchas aplicaciones, y a que las instituciones comprendan la importancia de tomar decisiones sobre criterios científicos.

Yo creo que la mayoría de la población cubana ha apoyado el enfrentamiento a esta pandemia, además ha sido clave el sistema de gobierno, la participación de muchas instituciones a nivel nacional, pero también a nivel local.

He conocido en la dirección del país personas muy humanas, muy concentradas en su trabajo, muy preocupadas por ayudar al pueblo, a que la enfermedad desaparezca de nuestro país, por salvar a las personas, por ejemplo, recuerdo una reunión donde estuve, el viceprimer ministro Morales, discutiendo con las personas punto a punto los que habían fallecido, preguntando por qué falleció fulano, y qué pasó, y cuál fue el detalle, por qué no se hizo esto y esto otro, discutiendo hasta el detalle el tratamiento de una persona y eso lo hacía con cada uno de los casos, y en esas reuniones uno aprende mucho y se da cuenta del compromiso que esas personas tienen con nuestro país y eso te compromete más, son experiencias inolvidables y entonces tienes que ponerte a dno dormir, a hacerlas cosas mañana, tarde y noche, hay días que no duermes, en fin, no solo yo, todos, y al mismo tiempo es bonito, porque hemos ayudado un poquito a que las cosas se entiendan mejor, a darle visibilidad a la carrera de matemática y eso satisface.

Yo tengo un hijo, matemático, graduado de esta Facultad, que en este momento está haciendo un doctorado en el exterior, estamos mi esposa y yo solos. Mi esposa me ayuda muchísimo, no de ahora, porque ser decado de una Facultad lleva mucho sacrificio y trabajo, y ella en verdad me apoya mucho, ella también tiene su responsabilidad, es jefa de departamento, es bioestadística, trabaja en la Facultad del Calixto García, es una profesional, a mí en la casa me toca fundamentalmente hacer todos los mandados, ir a comprar las cosas. Ahora todos los días en las mañanas me dan los datos y me paso horas corriendo los programas, también me toca fregar, yo he fregado bastante kilómetros de losas en mi vida.

Ahora me he convertido casi en un consultor, voy a las colas, la gente me pregunta…yo espero que eso pase y ya se olviden de mí, lo bueno es que cuando se acabe la Covid yo desparezca, eso es lo bueno, lo que sí no va a desaparecer es el trabajo que se hizo, incluso el presidente está pidiendo que este trabajo que se hizo, en general en las ciencias, se aplique a la producción de alimentos, que es una de las tareas fundamentales que tiene el país”.

 

Tomado de la página en Facebook de Naturaleza Secreta (@NaturalezaSecretaDeCuba)

https://url2.cl/98KZQ