Usted está aquí

La Comunidad Universitaria de la Universidad de La Habana expresa su más sentido pésame por el fallecimiento de la Dra. Asela de los Santos

La Comunidad Universitaria de la Universidad de La Habana expresa su más sentido pésame por el fallecimiento del Dr. Boris Rafael Tristá Pérez

La Comunidad Universitaria de la Universidad de La Habana expresa sus condolencias por la desaparición física de la Dra. Asela de los Santos, una de las figuras imprescindibles de la Pedagogía revolucionaria, ejemplo para las actuales y futuras generaciones de maestros.

Asela es fundadora de la Pedagogía revolucionaria y una fiel impulsora del derecho a la educación y del perfeccionamiento la enseñanza en Cuba. Nació el 10 de septiembre de 1929 en Santiago de Cuba. Se graduó de Doctora en Pedagogía en 1954.

En 1952 se integró a las luchas estudiantiles en la Universidad de Oriente, de donde se graduó de Pedagogía, ahí también conoció a Vilma Espín, a quien la unió una hermandad y fidelidad eternas, amiga entrañable de Frank País García y Raúl Castro Ruz, esposa del revolucionario José Ramón Fernández, “el Gallego”.

Asela protagonizó una importante batalla docente tras el triunfo revolucionario, el 1 de enero de 1959. Obtuvo el grado científico de Doctora en Pedagogía y fue Ministra de Educación de Cuba.

Asela de los Santos participó activamente en las protestas por el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952 y fue detenida, junto a otras combatientes, al ser sorprendida repartiendo proclamas, sobre la situación imperante.

Se vinculó a Frank País y bajo sus órdenes formó parte del núcleo inicial que se integró al Movimiento 26 de Julio. Colaboró junto a un grupo de revolucionarios en la búsqueda de todas las formas posibles para ayudar a los sobrevivientes del ataque al Cuartel Moncada.

Participó en el Levantamiento del 30 de noviembre de 1956 en Santiago de Cuba. Durante todo el periodo insurreccional cumplió diferentes responsabilidades, entre ellas el traslado, junto con Vilma Espín, desde Santiago de Cuba a Manzanillo de los compañeros que formaron el primer contingente de hombres y de armas que se incorporó a las guerrillas comandadas por Fidel Castro en la Sierra Maestra.

De forma permanente trabajó en el avituallamiento de armas, uniformes y medicinas para el I Frente Oriental. En el año 1958 (enero-agosto) realizó junto a un grupo de revolucionarias, una serie de viajes entre Miami y Cuba para traer armas bajo las faldas, las cuales introducían por los aeropuertos de La Habana, Varadero y Camagüey. En agosto de 1958 se incorporó al Ejército Rebelde en el II Frente Oriental Frank País dirigido por el Comandante Raúl Castro Ruz. Participó en la reapertura de escuelas cerradas por la tiranía y en la primera Campaña de alfabetización.

En el II Frente Oriental se le asignó la responsabilidad de dirigir el Departamento de Educación; se pusieron en funcionamiento y se crearon para los niños más de 400 escuelas y se formaron grupos para la alfabetización de combatientes en los diferentes campamentos, hasta el Triunfo de la Revolución en que asume la responsabilidad de Superintendente Provincial de Educación en Oriente.

En 1960 participó junto a Vilma en la creación de la Federación de Mujeres Cubanas, integrando su Buró Nacional, primero como Organizadora y después como secretaria general, responsabilidad que ocupó hasta el año 1966 en que pasa al MINFAR como Jefa de la Dirección de Enseñanza y Escuelas Militares Camilo Cienfuegos del Estado Mayor General. Fue ascendida al grado de Capitán.

En 1970 fue designada Directora General de Formación de Personal Docente del Ministerio de Educación, siendo promovida a diferentes responsabilidades, incluyendo la de Ministra.

Fue fundadora del Partido Comunista de Cuba y miembro de su Comité Central durante tres mandatos. Laboró como analista de la Oficina de Historia de las FAR.

El 11 de septiembre del 2009 por su 80 cumpleaños se realizó un acto en su homenaje promovido por la dirección nacional de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, donde uno de sus directivos, el general de división Jesús Bermúdez Cutiño, le entregó un certificado de reconocimiento. Jorge Risquet Valdés lo denominó “un retrato mínimo de Asela”. Le fue entregada la Orden Playa Girón, una de las máximas condecoraciones que otorga el Consejo de Estado, por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Recibió también el homenaje de las Fuerzas Armadas Revolucionarias al concedérsele la Réplica del Yate Granma por el General de Cuerpo de Ejército Julio Casas Regueiro, exministro de las FAR, y del Ministerio del Interior, al entregársele un cuadro del Che por el General de Cuerpo de Ejército Abelardo Colomé Ibarra, quien fuera Ministro del Interior.El 15 de enero de 2018 recibió junto a José Ramón Fernández, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, el Premio Nacional de Pedagogía 2017, conferido por la Asociación de Pedagogos de Cuba (APC), por el aporte y contribución de ambos a la educación, que los hace acreedores de tan honrosa distinción.

El 24 de enero de 2018, la Academia Nacional de Canto Mariana de Gonitch y la embajada de Rusia en Cuba, la honraron con la Distinción al Mérito Cultural.