Usted está aquí

La Comunidad Universitaria de la Universidad de La Habana expresa su más sentido pésame por el fallecimiento del Dr. Boris Rafael Tristá Pérez

La Universidad de La Habana lamenta el fallecimiento del Dr. Boris Rafael Tristá Pérez

El prestigioso Dr. Boris Rafael Tristá Pérez, del Centro de Estudios para el Perfeccionamiento de la Educación Superior de la Universidad de La Habana, el hombre de mil batallas, deja un vacío de presencia física más no espiritual, por el aporte que ha hecho a las Ciencias en la Educación Superior. El ser humano es frágil, el cuerpo endeble. Por ello la mente debe ser fuerte y el pensamiento tender al infinito. Él lo logró. Obras buenas, ser humano bueno. Serás recordado con cariño y respeto. Hasta pronto Boris, expresó el Profesor e Investigador del CEPES Javier López Fernández, en su cuenta en la red social Facebook.

El Dr. Boris Rafael Tristá Pérez, fue un destacado pedagogo cubano, Doctor en Ciencias y Doctor en Ciencias Económicas, MsC en Dirección de la Producción y Profesor Titular. El Dr. Tristá Pérez se graduó  de Ingeniería Química en la Universidad de La Habana en 1971, se especializó en temas de dirección docente donde obtuvo un reconocido prestigio en todo el país. Alcanzó su Doctorado en Ciencias en el 2008 como resultado de la presentación de su obra científica en el campo de la Gestión Universitaria, la Maestría en Dirección de la Producción, en 1977, la categoría docente de Profesor Titular en 1983 y Doctor en Ciencias Económicas en 1984.

Desarrolló una larga trayectoria en los estudios sobre la Educación Superior que data de su trabajo en el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría como asesor de la Vicerrectoría Docente, entre 1971 y 1980. Realizó entrenamientos e intercambios de experiencias sobre temáticas de Administración y de Organización de la Educación Superior en Canadá, Checoslovaquia, México, Francia, EE.UU y Australia. Luego pasa a formar parte del Centro de Estudios para el Perfeccionamiento de la Educación Superior desde el momento de su creación en 1982, lo que implica un trabajo de casi 30 años en actividades docente-investigativas en el campo de la educación superior, principalmente, en el área de la gestión universitaria.

Entre sus reconocimientos destacan su elección como Académico Titular de la Academia de Ciencias de Cuba en el 2006. La Orden “Octavio O´Connor d´Arlach” en el Grado de Gran Oficial, otorgada por la Universidad Autónoma” Juan M. Saracho” de Tarija, Bolivia, 2002;  la Orden “Frank País” de 2do Grado, otorgada por el Consejo de Estado, 2008; el Diploma de Reconocimiento de la Asociación de Pedagogos de Cuba como “Educador Destacado del Siglo XX en Cuba”, diciembre, 2009; la Medalla conmemorativa por el 150 Aniversario de la Academia de Ciencias de Cuba, 2011.