Usted está aquí

La Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana en la batalla contra la COVID 19

La Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana en la batalla contra la COVID 19

Por: Dr. Adalberto Ávila Vidal, Decano de la Facultad de Psicología

Tomado de Cubadebate (https://url2.cl/l3Xt6)

Han sido numerosos los reclamos por la redacción de este artículo; son varias las personas que cada día se comunican conmigo, pidiendo sistematizar todo el trabajo que ha realizado la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana en la batalla contra la COVID 19. Sin ánimo de plasmarlo “todo” en estas líneas, porque han sido numerosas las acciones que se han realizado por nuestros trabajadores no docentes, estudiantes y profesores, trataré de presentar las más relevantes; al menos, aquellas que mayor impacto han tenido en la población. Y digo en la población, porque el objetivo que nos hemos trazado es contribuir desde nuestra ciencia a que los cubanos y las cubanas afronten de un modo positivo los efectos psicológicos desfavorables que irremediablemente trae consigo una situación como la que vivimos desde hace varios meses: el temor al contagio, enfermar y que corra peligro nuestra vida; a que le suceda algo a nuestros familiares y amigos; a tener que ingresar en un centro de contactos o sospechosos durante varios días; a dejar nuestras casas solas, sin protección; el aislamiento social; el cambio radical en nuestros estilos de vida.

Desde el surgimiento de la Licenciatura en Psicología, que comenzó en la Universidad Central de Las Villas en 1961 y un año después en la Universidad de La Habana, nuestra profesión ha estado indisolublemente ligada a las demandas sociales. Es así como el Che, siendo Ministro de Industrias, solicita diferentes estudios a la entonces naciente Escuela de Psicología de la Universidad de La Habana, cuyos resultados avalaron la importancia de la profesión. Le siguieron llamados desde el Ministerio de Educación, los institutos de investigaciones sociales, el Ministerio de Salud Pública y la Psicología fue ganando espacios, siempre vinculado su accionar a la práctica social y contribuyendo al bienestar psicológico de la sociedad que construimos.

Estuvimos presentes en el proceso de creación de los círculos infantiles, en la introducción de la enseñanza especial en el sistema nacional de educación, en el estudio de los procesos migratorios, la igualdad de género, en la univerzalización de la Educación Superior. Más recientemente, la Psicología tuvo elevada demanda durante el llamado “período especial”, la recuperación económica, los eventos meteorológicos, los temblores de tierra en el oriente cubano, el lamentable accidente aéreo, la implementación de los lineamientos de la política económica y social, el tornado en la capital y es así como llegamos a la situación generada por la COVID 19, con una experiencia de servicio social acumulada, listos para asumir la responsabilidad que nos corresponde, en una crisis sanitaria como la actual.

Cuando la OMS declaraba la situación provocada por la expansión internacional descontrolada de la COVID – 19 como pandemia, nuestro país venía preparándose desde hacía semanas para mitigar los efectos negativos del nuevo coronavirus en nuestro pueblo. La Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana estuvo atenta a cada noticia, a cada información y también nos preparábamos para brindar el apoyo psicológico necesario ante una situación de crisis como la que puede provocar una pandemia.

El enfrentamiento a la COVID 19 ha puesto a la Psicología en un rol protagónico, en apoyo a nuestro pueblo, a lo largo y ancho de toda Cuba. Han sido múltiples los escenarios de actuación profesional, por lo que merece un reconocimiento el papel jugado por psicólogos y psicológicas que han participado activamente en la batalla. Vale destacar el trabajo realizado por la Sociedad Cubana de Psicología, la Sociedad Cubana de Psicología de la Salud, los psicólogos de organismos como el MINSAP, el MININT, el INDER y otras instituciones, dentro de las que resaltan las Universidades. Han desempeñado un importante papel en esta etapa la Universidad Central de Las Villas, la Universidad de Oriente, la Universidad de Holguín, la Universidades de Camagüey, la Universidad de Pinar del Río, entre otras; y en particular, la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, nuestros profesores y estudiantes.

Uno de los escenarios de mayor demanda ha sido las redes sociales. La Facultad de Psicología ha buscado fortalecer sus páginas institucionales, con vistas a convertirlas en un espacio de intercambio con la población, ofreciendo mensajes educativos y de orientación, con consejos útiles para un afrontamiento psicológico positivo de los efectos generados por la pandemia. Así, nuestras páginas de fecebook (@facultaddepsicologiauh) y de Telegram (https://t.me/FacultadDePsicologiaUH), así como las páginas de facebook del Centro de Orientación y Atención Psicológica (@ELCOAP), de la Cátedra Universitaria del Adulto Mayor (@CatedraUniversitariaDelAdultoMayorUH) y del XI Encuentro Internacional de estudiantes de Psicología (@encuentropsico); se han convertido en espacios de socialización de recomendaciones a la población.
También tenemos una presencia sistemática en sitios como Cubadebate, donde se han publicado importantes artículos de nuestros profesores.

Y contamos con un proyecto dirigido a los más pequeños de casa, cuyo título “Mantenga a las niñas y los niños cerca de los libros”, llama a la familia cubana a mantener a los niños conectados con la lectura, como una de las actividades más recomendadas para esta etapa. Este proyecto se desarrolla de conjunto con la Biblioteca Nacional José Martí y el Instituto Cubano del Libro y se socializa en las páginas de las tres instituciones, con una frecuencia semanal.

Al mismo tiempo, nuestros profesores han tenido una amplia y sistemática presencia en los medios de comunicación tradicionales. En la Radio, destaca la participación en espacios de las emisoras Radio Habana Cuba, Habana Radio, Radio Metropolitana, Radio Progreso, así como entrevistas realizadas en emisoras territoriales como Radio Jaruco. En televisión, destacan espacios dedicados a la Psicología en revistas como Buenos Días, Cuba por la Salud, De tarde en Casa, Hola Habana y nuestra participación en el espacio #PsicologiaConCuba, que coordina el Dr. Manuel Calviño en Al mediodía en TV. Además, el tradicional Vale la Pena, que ha estado enfocado durante estas semanas a trasmitir mensajes orientadores a la población para el afrontamiento psicológico de la COVID 19. En la prensa escrita, también se han publicado diversos materiales en los periódicos Granma, Juventud Rebelde, Trabajadores, Tribuna.

Es válido destacar que no toda la población tiene la posibilidad de acceder a las redes sociales y descargar los materiales, o incluso, algunos prefieren una mayor discreción en la información personal o necesitan un apoyo más directo a sus problemáticas personales y familiares. Por ello, también contamos con tres líneas telefónicas de atención a la población, a través de las cuales nuestros especialistas ofrecen orientación psicológica. Las hemos dividido en función de la especialización de nuestros profesores. A través del número 78705842, la población puede recibir orientación para la atención a las diferencias individuales de niños y adolescentes. Mientras, quienes necesiten orientación para el bienestar psicológico de jóvenes, adultos y adultos mayores, pueden comunicarse a través del teléfono 78326645. También tenemos especialistas dedicados a la consejería de adicciones en tiempos de COVID, a la que se puede acceder a través del 78704617.

Podemos señalar que, entre las acciones más importantes que han desarrollado nuestros profesores, se encuentra la participación en los Psico Grupos de WhatsApp, coordinados desde la sección de orientación psicológica de la Sociedad Cubana de Psicología, con presencia de especialistas de diversas instituciones. Los profesores de la Facultad de Psicología han jugado un rol activo en estos grupos, cuya función fundamental está orientada a brindar orientación psicológica ante la emergencia de efectos negativos generados como consecuencia de la COVID 19. Los grupos están dirigidos a diferentes actores sociales: la juventud, los adultos medios y mayores, las familias, entre otros.

De manera general, el hilo conductor de todas estas acciones ha sido el afrontamiento psicológico a los efectos negativos generados por la COVID 19 y orientaciones generales para su abordaje desde casa. Hasta el momento, se han publicado más de 60 materiales, que se agrupan en temáticas tan diversas como la convivencia familiar durante el aislamiento social; tips y consejo útiles para que estar en casa se viva desde una experiencia positiva; el autocuidado en las diferentes esferas de la vida cotidiana; la percepción de riesgo; herramientas para el cuidado de las personas vulnerables, con énfasis en los niños, adolescentes y adultos mayores; el bienestar psicológico y la salud mental; la gestión del estrés, la ansiedad y la depresión; la organización del tiempo.

Los adultos mayores constituyen población de riesgo ante la COVID 19; por ello, han estado en el centro de las políticas y decisiones adoptadas por el país para la prevención del contagio. La Facultad de Psicología cuenta con la Cátedra Universitaria del Adulto Mayor, cuyos especialistas han estado muy activos con diferentes tareas. Se han elaborado materiales útiles para nuestros adultos mayores y su familia, se trabaja en los Psico Grupos de WhatsApp, con una activa presencia en diferentes medios de comunicación y otras actividades, orientadas a elevar la percepción de riesgo y potenciar el bienestar psicológico de nuestros adultos mayores.

Sin embargo, también hemos desarrollado acciones orientadas a nuestros trabajadores. La Psicología como ciencia y profesión no se limita al estudio de la subjetividad a nivel individual, sino que abarca procesos sociales, dentro de los que se encuentran los asociados al contexto de las organizaciones laborales. Hemos observado como algunos de los principales eventos de trasmisión del virus que se han producido en las últimas semanas tienen su foco en organizaciones laborales.

En tiempos en los que la principal medida de prevención del contagio con el coronavirus es el aislamiento social, hay trabajadores que deben continuar asistiendo a sus centros laborales para garantizar la vitalidad del país. Hablamos de trabajadores del sistema nacional de salud, de los servicios básicos, de la industria biofarmacéutica, de la producción de alimentos, comunales, transporte, de la comunicación social.

Por ello, también resulta imprescindible brindar orientaciones para un adecuado manejo psicológico de los nuevos contextos organizacionales y este ha sido uno de los temas que hemos trabajado desde la Facultad, en diferentes espacios que incluyen un grupo de WhatsApp en el que participan representantes de diversas empresas y que nos ha permitido publicar ejemplos de buenas prácticas, que han sido compartidas por distintos medios.

Vale destacar que en estas acciones, los profesores nos hemos sentido acompañados de nuestros estudiantes, los que no solo han participado en la amplia gama de acciones que hemos comentado anteriormente, sino que se han involucrado en diferentes proyectos estudiantiles, en el enfrentamiento a la COVID 19. En función de las posibilidades reales de cada estudiante de acceso a los recursos necesarios para participar en proyectos extensionistas desde casa, sin violar las medidas de aislamiento social que han sido orientadas por la máxima dirección del país y de modo voluntario, hemos diseñado dos acciones fundamentales en este sentido.

Por una parte, los comités organizador y de apoyo del XI Encuentro Internacional de Estudiantes de Psicología, que es uno de los eventos internacionales más grandes que organiza la Universidad de La Habana con más de 600 delegados en las últimas ediciones, 400 de ellos extranjeros, tienen una presencia sistemática en las redes, mediante la publicación de materiales muy dinámicos e instructivos para la población.

Por otra parte, hemos diseñado un proyecto extensionista, que hemos denominado Psico – Prosalud y que tiene como objetivo la promoción de conductas protectoras de salud ante la COVID 19. En este proyecto se encuentran insertados más de 200 estudiantes de los cursos diurno y por encuentro de nuestra Facultad.

Vale destacar también la presencia de nuestros estudiantes en primera fila de combate, en los Centros de Aislamiento para contactos de personas confirmadas o sospechosas con la COVID 19, organizados por la propia Universidad de La Habana y por la Universidad de Ciencias Informáticas en sus residencias estudiantiles, donde se han incorporado hasta el momento siete estudiantes y otros tres se encuentran esperando a ser convocados.

Y destacar, además, la atención de nuestros estudiantes, a trabajadores de la Facultad que son vulnerables, ya sea por la presencia de comorbilidades o por encontrarse en edad de riesgo.

En fin, han sido meses de mucha tensión, preocupaciones, angustias para nuestro pueblo; pero los psicólogos y psicológicas hemos estado acompañándolo en el proceso, ayudando en lo posible a la dirección del país a vencer a la pandemia y a que quede en nuestra memoria la COVID 19 como una experiencia en la que se demostró la fortaleza del sistema de salud cubano, y la incorporación plena de la Psicología en los protocolos de actuación ante emergencias sanitarias.

También nos preparamos para un mañana, ya cercano, cuando todo esto acabe y volvamos a la “normalidad”, en un mundo que habrá cambiado, esperando que para mejor: habrá que entender la nueva realidad internacional y su impacto en Cuba. Saldremos a compartir con ustedes nuestras experiencias, estudiantes y profesores, y a aprender juntos cómo adaptarnos a la realidad que nos deje el coronavirus. Vendrán nuevos retos para los profesionales de la Psicología y allí estaremos, profesores y estudiantes, como tantas otras veces que nos ha necesitado nuestro país, acompañando cada proceso en que seamos necesarios.

Confianza es la palabra de orden, confianza en nuestros especialistas del sector de la salud, en nuestras enfermeras, en nuestros médicos, en nuestros dirigentes. Por nuestra parte, confiamos; y al mismo tiempo, como nos queda claro nuestro compromiso con la vida, seguiremos trabajando por mantener en estas condiciones y más aún, cuando logremos vencer este complicado momento para nuestra patria, nuestro aporte por una vida plena, integral, con salud mental, con bienestar psicológico.

La Facultad de Psicología escribirá sus memorias de esta etapa, no solo para recordar lo difícil que fue y el papel jugado por nuestros profesores y estudiantes; sino para prepararnos para el futuro, cuando otra emergencia sanitaria o de cualquier naturaleza, atente contra el bienestar psicológico de nuestro pueblo.

Tomado de Cubadebate (https://url2.cl/l3Xt6)

La Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana en la batalla contra la COVID 19
La Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana en la batalla contra la COVID 19
La Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana en la batalla contra la COVID 19