Usted está aquí

La Universidad de La Habana y su aporte a Abdala y Soberana 02

La Universidad de la Habana y su aporte a Abdala y Soberana 02

Por: Roxana Rodríquez

La Universidad de La Habana (UH) ha estado apoyando en la lucha contra esa gigante invisible que es la COVID-19. Nuestros profesores, investigadores y estudiantes han estado al servicio de nuestro país realizando varias tareas tales como ayudar en los Centros de Aislamiento, el llenado de embaces con hipoclorito, o instalaciones que acogieron a enfermos. Hace unos meses hacíamos referencia a cómo algunos de nuestros científicos formaron parte del colectivo de personas que hicieron posible la existencia de cinco candidatos vacunales, de los cuales, Abdala ya es vacuna, mientras que Soberana 02 cumple con los parámetros exigidos por la Organización Mundial de la Salud para su eficacia.

El aporte de nuestra Alma Mater ha continuado, pues no solo ha apoyado en la creación de los candidatos vacunales, sino también en la elaboración de sus gráficas, utilizando para ello la identidad de la nación, sobre ello se hablaba en el artículo de Cubaperiodista De nuestras vacunas y sus gráficas, en el cual se describía cómo en Soberana 02 tenemos la “O” en rojo con la estrella solitaria en su centro, mientras que en Abdala está la “A” inicial que ocupa el obelisco de la Plaza de la Revolución de La Habana, teniendo como elemento separador de los dos palos mayores de la “A”, el monumento a José Martí, nuestro Héroe Nacional, presidiendo.  En la producción de la gráfica de Soberana 02 estuvo un equipo de trabajo integrado por Roberto Chávez y Eviel Ramos, profesores del Instituto Superior de Diseño (ISDI) de la UH, mientras que Abdala recayó en Rogelio Carmenate, diseñador gráfico de CubaDebate y el programa televisivo Mesa Redonda, y por demás, egresado del ISDI de la UH, quien, en sus propias palabras en una entrevista al Canal Caribe de la televisión cubana: «el hecho de que el diseño este de mano de la ciencia, y en función de un bien común que es el bienestar de la población, es un logro de tener una academia de diseño que ya se están viendo los resultados.»

Asimismo, muchos profesores, estudiantes y trabajadores se brindaron como apoyo en los vacunatorios que se encargaron de la Tercera Fase del Ensayo Clínico de Soberna 02. Ejemplo de ello es la Dra. Yorbelis Rosell, directora del Instituto Confucio, que ha trabajado como coordinadora de vacunatorio, entre muchos otros.

De igual manera, en la misma medida que ocurría la intervención sanitaria con la vacuna Abdala en La Habana, la UH habilitó la Casa de la FEU para facilitar la vacunación para toda su comunidad universitaria, con el objetivo de seguir en la batalla al servicio del país, de una manera más segura. También se autorizó la vacunación de los profesores y estudiantes del Instituto Superior de Relaciones Internaciones “Raúl Roa” y de los integrantes de la Compañía Acosta Danza. Igualmente, se capacitaron instalaciones para que funcionaran como vacunatorios de la población.