Usted está aquí

Lo más útil es enseñar a pensar y a razonar

Lo más útil es enseñar a pensar y a razonar

Por: Karina Palacios Sánchez

Fotos: Mario Calit González, Jennifer Albín Betancourt y Odalis Fundora

Por segundo año se realiza en la Universidad de La Habana (UH) el Festival de la Clase, un espacio, como expresara en entrevista a este equipo la MsC. Alina Forrellat Barrios, Directora Formación de Pregrado de la UH, donde los estudiantes que se encuentran motivados por el magisterio pueden demostrar sus habilidades docentes a través de la impartición de una clase metodológica instructiva. Este evento es impulsado por la Federación Estudiantil Universitaria y pretende identificar a aquellos alumnos que podrían, luego de graduarse, ejercer como maestros.

La jornada comenzó desde bien temprano en la mañana con el trabajo en cinco comisiones, divididas en torno a cuatro áreas fundamentales: Ciencias Naturales y Matemáticas, Ciencias Económicas y Contables, Ciencias Sociales y Humanísticas-Comunicación, Artes y Letras, y Ciencias Sociales y Humanísticas-Derecho y Sociedad. Los salones del Centro de Eventos Enrique José Varona fueron testigos de la osadía de los estudiantes que por un momento cumplieron el rol de maestros.

La Presidenta de la FEU en la UH, Ailed Borges Senra expresó que hoy se presentan alrededor de 49,… dichos estudiantes, los cuales en su mayoría forman parte del movimiento de alumnos ayudantes, ha de ser la garantía principal del profesorado de la Universidad de La Habana, una vez egresados.

El Dr. Eusebio Leal Spengler fue el encargado de clausurar el Festival. La ceremonia de clausura estuvo presidida por la Dra.  Norma Barrios Fernández, Vicerrectora Docente, y  la Dra. Alina Forrellat Barrios, Directora de Formación de Pregrado ambas de la Universidad de La Habana.

Participaron en el acto los estudiantes ganadores en los eventos de base a nivel de facultades los cuales tendrán la responsabilidad de representar a la  casa de altos estudios en el evento Nacional. En esta oportunidad fueron reconocidos  un total de más de 40 jóvenes participantes. La entrega de las distinciones se realizó de acuerdo a cada comisión de trabajo.

También estuvieron presentes  los profesores titulares y auxiliares con una vasta experiencia académica en el ejercicio de la profesión, los cuales fueron integrantes de los jurados de las diferentes comisiones que sesionaron, estos tuvieron la responsabilidad de seleccionar los mejores trabajos presentados en el evento. El Comité Organizador entregó además un diploma de reconocimiento por la loable labor realizada en la preparación de los estudiantes participantes en el Festival.

Meritorias y estimulantes fueron  las palabras del Dr. Eusebio Leal Spengler a los jóvenes estudiantes, quienes serán futuros egresados de la Casa de Altos Estudios habaneras y están desarrollando una valiosa virtud, la de la enseñanza.

Un momento relevante, previo al inicio de la clausura, fue el encuentro del Dr. Eusebio con la Rectora Dra. Miriam Nicado. El Historiador de la Ciudad, quien es también Doctor Honoris Causa de la universidad habanera, en su intercambio con todos los presentes reflexionó acerca de la elevada preparación que deben alcanzar las jóvenes generaciones que asumen hoy los retos de la enseñanza, además se refirió a la tradición de pedagogos que en la historia de Cuba han existido y hoy son un  punto de referencia en la noble labor de enseñar, así como al significado de la UH como institución de excelencia para sus profesores y alumnos.

De su experiencia personal expresó  que “todo el que imparte una clase, pronuncia un discurso o se dirige a un público, tiene tres cuestiones ante sí: la primera es romper la propia timidez que por lo general tienen aún los más aplomados; en segundo, lograr el silencio, la atención de la audiencia, para lo cual hay que tener un dominio de la persuasión. Este debe ser el primer paso antes de establecer una verdadera comunicación y complicidad entre el que explica, y el que escucha.” De esa forma, podría pensarse que la palabra vuela, como diría el antiguo proverbio del latín, y solo es lo escrito lo que queda en la memoria de los alumnos.

La tercera cuestión es “el tema de fondo de la clase, que estriba en aquel principio de que nadie da lo que no tiene. Para uno poder transmitir a otros necesita poseer el conocimiento. Cuando se tiene conocimiento y se comparte, se multiplica”. Además se refirió a las fuentes vivas y documentales como nichos importantes del conocimiento, que debe expandirse sin importar la temática, si es en el campo de las artes o las ciencias, pues deben ser la información y el estudio dos constantes  en aquellos que al final deben compartir el conocimiento. “Si no hay una riqueza de noticias es imposible hacer un juicio acertado,… por eso el debate que ustedes han realizado, desde sus distintas disciplinas, es tan importante.  Se han ejercitado, primero, en el pensar, como se refiere a la palabra tantas veces citada del insigne Varela, “el que nos enseñó el pensar (…) El pensar significa razonar, y antes de hablar hay que razonar. Si no hay razón, entonces quedamos desconcertados ante el discurso no escrito, ante la palabra hueca. Lo más útil es enseñar a pensar y a razonar”, expresó acerca de las motivaciones del Festival de La Clase, que incentiva en los alumnos ayudantes de las facultades, en este caso, de la UH, a preparar e impartir clases relacionadas con su ayudantía, atendiendo a la metodología y a formas nuevas de llegar a los alumnos.

 “Cuando se habla de la Universidad de La Habana, es interesante verla desde el punto de vista patrimonial, por ejemplo, los edificios de este campus; pero lo más importante es lo que ha ocurrido aquí. Entonces entramos en el elemento, hoy tan defendido, de los valores inmateriales, intangibles. La Casa de Altos Estudios es un punto de partida donde algunos de sus estudiantes echaron las primeras raíces, y vuelven años después”, habló de lo maternal del Alma Máter, que logra, aún pasados los años, reunir a sus hijos, a esos que ha formado a lo largo de estos 291 años.

“Las notas brillantes no son lo único importante. Hay quien puede tenerlas, pero más significativa es la aprobación que otorga la universidad más allá del papel y el título: los saberes”, así llamo Leal Spengler a “abrazar lo que han aprendido en esta institución”.

“La escuela cubana de pedagogía tiene en Enrique José Varona el símbolo de la evolución del pensamiento cubano. Cuando entro siempre en este recinto, me emociona ver su bello monumento en el patio interior (dijo refiriéndose al edificio donde se realizó el encuentro, y que lleva el nombre del insigne educador), convertido en adalid y símbolo de la juventud cubana en los tiempos arduos que le tocó vivir”.  Tras culminar su conferencia rindió un sencillo homenaje a Varona en el monumento que se le erige en el Centro de Eventos que lleva su nombre.

“Lo que no evoluciona perece. Pensar, transformar, cambiar, ese es el discurso. Y para eso es este foro, lo que ustedes han hecho(…) recibirán un premio absoluto que lleva el nombre del santo de los cubanos, Félix Varela. Cuando entramos al Aula Magna está allí, porque su pensamiento en pos de la libertad, por la abolición de la esclavitud, por la solidaridad con los pueblos de América Latina, lo llevó al rechazo, a la condena, incluso, de la propia Iglesia. Está en el recinto universitario como el gran maestro que fue”, como deben ser los educadores según afirmó el maestro de juventudes, distinción otorgada por la Asociación Hermanos Saiz: “sencillos en el actuar, modestos en el sentir”.

El Dr. Honoris Causa exhortó a todos los jóvenes presentes a liberarse de tres males como intelectuales, hombres y mujeres de pensamiento. En primer lugar de la ingratitud. “Somos lo que aprendimos en los libros y de aquellos que los escribieron, el retrato de nuestros profesores, pero a la vez, debemos ser una creación nueva no una repetición de ellos”. En segundo lugar, “no envidiar el ingenio de otros, y la imitación. Ser creadores propios”. “El último es para mí, evitar todas las vanidades, estas nos perderían creyendo que somos los mejores. Debemos ser algo más (…) traten de tomar de las palabras siempre el espíritu, teniendo en cuenta que estas mueren, las obras permanecen”.

En las conclusiones la Vicerectora Docente expresó gran nivel de satisfacción por las presentaciones de los alumnos ayudantes los cuales fueron premiados con menciones y en las categorías Relevante, Destacado, y transmitió además un mensaje de felicitación a los estudiantes por parte de la rectora, la Dra. Miriam Nicado García.

Lo más útil es enseñar a pensar y a razonar
Lo más útil es enseñar a pensar y a razonar
Lo más útil es enseñar a pensar y a razonar
Lo más útil es enseñar a pensar y a razonar
Lo más útil es enseñar a pensar y a razonar
Lo más útil es enseñar a pensar y a razonar
Lo más útil es enseñar a pensar y a razonar
Lo más útil es enseñar a pensar y a razonar
Lo más útil es enseñar a pensar y a razonar
Lo más útil es enseñar a pensar y a razonar