Usted está aquí

Nunca se deja de ser educador

Nunca se deja de ser educador

Por: Mario Calit González Betancourt

Fotos: Jennifer Albín Betancourt

Quienes han dedicado los mejores años de su vida a contribuir a la formación de varias generaciones de cubanos recibieron este 19 de diciembre un merecido homenaje en el Aula Magna de la Universidad de La Habana (UH). La ceremonia estuvo presidida por la Msc. Mayda Francisca Díaz Padilla, Secretaria General del Buró Sindical de la UH y la Dra. Teresa Orosa, Presidenta de la Cátedra del Adulto Mayor en la UH.

“… este lado del auditorio (refiriéndose a los jubilados)… tenemos la dicha de poder conmemorar el 60 aniversario del triunfo de la revolución desde nuestros propios testimonios y haber envejecido junto al hombre más grande de estas época (Fidel)” expresó la Dra. Orosa, quien en su discurso de conmemoración afirmó que “aún aunque se esté jubilado, recontratado o no, nunca se deja de ser educador”. También reflexionó sobre el desafío que implica para el país el estado del envejecimiento poblacional e insistió en que “la mirada hacia las personas mayores requiere de espacios que permitan un envejecimiento activo y sostenible”

Por su parte la Secretaria General del Buró Sindicato UH agregó “no podíamos dejar de compartir con ustedes… que son portadores de las enseñanzas de la Universidad de La Habana donde quiera que se encuentren”.

La celebración constituye la confirmación de un acuerdo previamente tomado que constituía al tercer miércoles de diciembre como el Día del Jubilado de la Universidad de La Habana, y se inscribe dentro de las actividades que por la Jornada del Educador se realizan en esta casa de altos estudios.

Un momento especial constituyó la entrega del reconocimiento por su labor a la cultura cubana al maestro Hugo Oslé, director de la Academia Mariana de Gonich, encargada además de los espacios culturales durante la ceremonia de este miércoles. Oslé reconoció el privilegio grande de estar aquí… cuando hace 55 años que la maestra Mariana de Gonich cantó en la Universidad de La Habana ante la mirada de Fidel.

Nunca se deja de ser educador
Nunca se deja de ser educador
Nunca se deja de ser educador
Nunca se deja de ser educador
Nunca se deja de ser educador
Nunca se deja de ser educador