Usted está aquí

Resultados de la ciencia que esperan por su necesaria generalización

Resultados de la ciencia que esperan por su necesaria generalización

Tomado del periódico Granma

Publicado el 19 de noviembre de 2021 22:11:29

Pese a la perseverancia de los investigadores y técnicos del Centro de Biomateriales de la Universidad de La Habana (Biomat) por  estabilizar la producción de los principales resultados y lograr la anhelada generalización,  el vital propósito se torna cada vez más difícil.

Con 30 años de labor científica, la falta de financiamiento sigue lastrando la modernización completa de los laboratorios, incluido el equipamiento instalado, y el inaplazable aumento de la capacidad productiva de la institución, única del país dedicada a los biomateriales.

Se suma tener que adquirir en el mercado internacional una parte considerable de los reactivos e insumos necesarios para fabricar los diferentes renglones y las erogaciones en divisas, que demanda la presentación o renovación de los registros internacionales de aquellos con mayor prevalencia e impacto. Figuran en la relación el Tisuacryl,  Biograft-G, Apafill-G y el Multilatex, avalados por su calidad, seguridad y eficacia.

EN BUSCA DE ALIANZAS

La doctora Yaymarilis Veranes Pantoja, directora general de Biomat, puntualizó a Granma que las últimas entregas de Tisuacryl y Biograft-G, al Ministerio de Salud Pública, se hicieron en 2019, mientras que el financiamiento previsto para retomar esas producciones en 2020 no pudo materializarse, debido al enfrentamiento de la COVID-19. «Resolver tan añejo problema requiere poner la mira en posibles soluciones, que ayuden a garantizar la producción sostenida de los referidos resultados científicos y favorezcan, además, su introducción a gran escala, ocupando el espacio que ameritan para mejorar la calidad de vida de la población cubana».

«El apoyo de la máxima dirección del país a la generalización de los resultados de la ciencia y la prioridad concedida a fomentar en el ámbito nacional un eficaz y eficiente proceso de Innovación Tecnológica, crean el escenario propicio para impulsar  la aplicación de nuestros productos».

La doctora Veranes Pantoja subrayó que en la actualidad se gestionan alianzas estratégicas con empresas del grupo empresarial BioCubaFarma, en particular  el Centro Nacional de Biopreparados y con el Centro de Neurociencias de Cuba, a fin de lograr el envasado aséptico del Tisuacryl, la importación de insumos y la exportación de los productos de Biomat. La doctora Veranes Pantoja aseveró que «mantenemos contactos con otras empresas interesadas en los resultados de Biomat».

MIRADA A LOS PRODUCTOS LÍDERES

Devenido en el producto líder de Biomat, el adhesivo tisular Tisuacryl está indicado para el cierre instantáneo y hermético de heridas cutáneas y del complejo bucal de origen traumático y quirúrgico, en tejidos no tensionados, en sustitución del tradicional hilo de sutura.

Caracterizado por sus comprobadas propiedades bacteriostáticas  y hemostáticas, condición que disminuye significativamente el riesgo de infecciones y la posibilidad de sangramiento, el Tisuacryl favorece una cicatrización más estética de la piel, al evitar la aparición de queloides.

Su aplicación no requiere de anestesia, reduce el tiempo de atención al paciente y al ser biodegradable hace innecesaria una segunda consulta  médica para retirarlo.

Hace más de 20 años, esta suerte de «kola loka» de uso médico recibió el registro sanitario otorgado por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos para emplearse en Estomatología y Cirugía. Fue, asimismo, de los primeros productos cubanos en obtener ese certificado conferido por las autoridades regulatorias de la entonces Comunidad Económica Europea.

El Tisuacryl ha recibido notables lauros, entre ellos, el Premio Relevante del Fórum Nacional de Ciencia y Técnica en 1997, Premio Anual de Innovación Tecnológica 2002, Premio Anual de Salud 2004 y Medalla de Oro y Premio a la Calidad de la Feria Internacional Salud para Todos 2005.

A pesar del largo periodo transcurrido, la generalización a gran escala del Tisuacryl sigue pendiente y se repiten  etapas, donde su disponibilidad en los servicios de Estomatología, sobre todo en las especialidades de Periodoncia y Cirugía Maxilofacial,  es muy reducida.

Algo similar ocurre con el Biograft-G (premio provincial a la Innovación Tecnológica 2019), un producto destinado a tratar estructuras óseas que presenten determinados defectos en maxilares y mandíbula. Estimula el crecimiento del nuevo tejido y presenta excelente biocompatibilidad con la de los tejidos vecinos, sin perder altura, ni grosor del alveolo, lo cual beneficia a los pacientes necesitados de implantes dentarios.

Otro resultado que amerita su presencia a nivel nacional es el Multilatex, materia prima empleada en la preparación de kits diagnóstico para la rápida detección de diferentes enfermedades, como es, por ejemplo, la artritis reumatoide, dolencia que suele ser más frecuente en las personas mayores de 50 años.

De etapas anteriores pudiera retomarse la actualización del sellante dental Cubridem-FC, el obturante dental Obtudent-FC y el cemento acrílico Bonacryl, cuya introducción sustituiría importaciones y mejoraría la calidad de vida de muchos pacientes, agregó finalmente la doctora Yaymarilis Veranes.

Los biomateriales son componentes fundamentales de una rama en expansión de la industria médico-farmacéutica, que incluye materiales de reparación y restauración de tejidos, sistemas de liberación de fármacos y de diagnóstico in vitro, entre otros.

Han experimentado un desarrollo vertiginoso en los últimos años y se estima que hoy existen alrededor de 2 700 tipos de dispositivos médicos incluidos en esa definición, con un amplio campo de aplicaciones que comprenden, entre otras, implantes de válvulas sustitutas para el corazón y marcapasos, prótesis de cadera, hombro y cocleares;  tendones artificiales, amalgamas, lentes intraoculares y sustitutos de piel.