Usted está aquí

Todo Tiempo Futuro tiene que ser Mejor

Todo Tiempo Futuro tiene que ser Mejor

La Habana, 10 de enero de 2019.

Por: Ronal Carrero Texidor y Mario Calit González

Cuando se supo la noticia, la tristeza y la impotencia invadió a la inmensa mayoría del pueblo cubano, hordas tiránicas habían ejecutado las intenciones del dictador Gerardo Machado, acabando así con la valiosa vida del joven revolucionario y comunista Julio Antonio Mella, en la capital de México.

Era el 10 de enero de 1929, Machado gobernaba a Cuba en base al terror, a Mella no le quedó otra opción que partir hacia el exilio, el duro destierro. Acá en su amada patria lo había dejado todo, menos su fervor nato de líder, que lo llevó a fundar el 20 de diciembre de 1922 La Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y con posterioridad La Revista Alma Mater.

Una intensa vida política desarrolla Mella en la Universidad de La Habana, donde matricula la carrera de Derecho y aquí se halla estrechamente vinculado a su intelecto patrio: crea la Universidad Popular José Martí para que los sectores menos favorecidos puedan acceder a la Educación Superior y cumplan sus sueños de graduarse como universitarios.

Forma parte de La liga Antimperialista, y junto al destacado combatiente de la Guerra del 95 del siglo XIX, Carlos Baliño, funda el primer Partido Comunista de Cuba sometido desde sus inicios a una feroz persecución y deben de inmediato trabajar desde la clandestinidad.

Machado conocía muy bien la altísima responsabilidad de Mella en la lucha a favor de los oprimidos, su liderazgo no solo en el ámbito estudiantil sino en el obrero, la audacia, carisma y el fervor revolucionario del joven Mella eran el principal enemigo del tirano; por eso ordena su más pronta encarcelación. Pero Mella no se amilana, desencadena una Huelga de Hambre que hace Machado lo ponga en libertad. La persecución no se detuvo por lo que Mella decide partir hacia tierras mexicanas.

Sin embargo el tirano no queda satisfecho y envía a sus sicarios a darle muerte a como dé lugar, y en una fría noche del primer mes del año 1929 cae asesinado Julio Antonio Mella, quien al morir expresó “MUERO POR LA REVOLUCIÓN”

Su frase “Todo Tiempo futuro tiene que ser Mejor” sirve de guía al estudiantado universitario de hoy, que clama por ser protagonista en todo el sentido de la palabra del quehacer social, político, económico y cultural de una Cuba que, hace 60 años, cambio para bien bajo las riendas del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, iluminados por el pragmatismo valioso de Julio Antonio Mella.