Usted está aquí

Teatro Universitario de La Habana

Director Armando del Rosario Durán

Días de ensayos: martes, miércoles y jueves. Casa Estudiantil Universitaria y oficina de la DEU.

RESEÑA DEL TEATRO UNIVERSITARIO DE LA HABANA

El 20 de mayo de 1941 en la entonces Plaza Rector Cadenas (hoy Plaza Ignacio Agramonte) de la Universidad de La Habana, se ofrecía la primera presentación pública de un colectivo teatral surgido en las aulas universitarias con  los alumnos del Seminario de Artes Dramáticas integrado por jóvenes actores y actrices que encontraron en el mismo su único medio de expresión teatral   en una  época en que las artes escénicas no contaban con apoyo alguno en nuestro país.  Fue creado bajo la dirección del destacado teatrista  austríaco Ludwing Schajowicg,  quien lo condujo hasta 1946. Después de esta fecha y hasta 1959 le sucedió Luis Alejandro Baralt y a continuación Helena de Armas Ruibal hasta el año 1976, quien junto a Ramón Valenzuela y Rafael Ugarte, dedicaron toda su vida a la docencia en el Teatro Universitario.

Sus principales propósitos fueron promover la importancia social del teatro y su influencia en el orden ético, cultural y político, así como su extensión al ámbito nacional; de ahí la tarea educativa que se propuso este colectivo, dando a conocer las obras maestras de la literatura universal, estimulando el amor del público por el buen teatro. Durante las décadas del cuarenta y el cincuenta, el teatro Universitario de la Habana contribuyó eficazmente al auge del arte teatral en Cuba

Numerosas figuras que hoy son orgullo de nuestras tablas y de la cultura cubana en general, transitaron por su Seminario y formaron parte de las numerosas obras puestas en escena. Entre ellas podemos mencionar a actores , actrices y personalidades de la talla de:

Mirta Aguirre, Violeta Casals,  Alfredo Guevara, Ángel Toraño, Antonio Vázquez Gallo, Luis Lloró, Erdwin Fernández, Carmen Montejo,  Maritza Rosales, Gina Cabrera, Aurora Basnuevo, Alicia Bustamante, Sergio Corrieri, Raquel Revuelta, Vicente Revuelta, Eslinda Núñez, Miguel Montesco, Sergio Prieto, Nancy Rodríguez, Gladys Puig, Nelson Dorr, Nicolás Dorr, Roberto Blanco, Freddy Artiles, Héctor Pérez, Aramís Delgado, Miguel Navarro, Ángela Grau, Roberto Fernández, Videlia Rivero, Orquidea Rivero, Herminia Sánchez, Rosa María Quintana, Margot de Armas, Rogelio Martínez Furé, Sandra Gómez, Zoa Fernández, Coralia de Céspedes, Elvira Cervera, Pedro Díaz Ramos, José Corrales, Elisa González, Amelia Montiel, María Álvarez Ríos y muchos más que harían interminable la lista.

Con recursos creados por sus propios integrantes, al aire libre y en la propia plaza donde surgiera se ofrecieron innumerables funciones abiertas libremente al público, contando con el apoyo y entusiasmo de figuras como Alicia Alonso y Alejo Carpentier. El teatro clásico griego y español desfiló una y otra vez entre las columnas de la antigua Facultad de Ciencias, durante varios años.

Al triunfo de la Revolución y con su decisivo y sostenido apoyo al desarrollo  cultural de nuestro pueblo, muchos de sus integrantes pasaron a fundar e integrar colectivos teatrales profesionales; por lo que a partir de 1978 el Teatro Universitario de La Habana pasa a ser integrado en su totalidad por estudiantes, profesores y graduados universitarios integrados al Movimiento de Artistas Aficionados de la FEU, de amplio auge en el país. Desde esa fecha y hasta el presente lo dirige Armando del Rosario Durán.

En su trayectoria, el Teatro Universitario de La Habana-colectivo más antiguo de Cuba y que se conozca de América Latina- tiene en su haber el montaje de más de 70 obras, con una amplia repercusión del teatro cubano, latinoamericano y universal, entre las que podemos mencionar algunas multipremiadas como:

  • Contigo pan y cebolla, de Héctor Quintero (Cuba)
  • Las yaguas, comedia musical de Mayté Vera (Cuba)
  • Ya casi es primavera, de Carlos Torrens (Cuba)
  • Madame Buterfly, de Giaccomo Puccini (Italia)
  • Contacto en Madrid, de Andrés Lizarraga (Argentina)
  • Canto subterráneo para blindar una paloma, de Jorge Díaz (Chile)
  • Las vacas gordas, comedia musical de Abelardo Estorino (Cuba)
  • El robo del cochino, de Abelardo Estorino (Cuba)
  • Aquí no paga nadie, de Darío Fo (Italia)
  • La cantante calva, de Eugene Ionescu (Rumanía)
  • Prohibido suicidarse en primavera, de Alejandro Casona (España)
  • El baile, de Edgar Neville (España)
  • Dos viejos pánicos, de Abelardo Estorino (Cuba)
  • La hija de las flores, de Gertrudis Gómez de Avellaneda (Cuba)
  • La obra de arte, de Anton Chéjov (Rusia)
  • La empresa perdona un momento de locura, de Rodolfo Santana (Venezuela)

Ha participado  en todos los festivales nacionales universitarios desde su inicio con innumerables premios. Tiene en su haber numerosos reconocimientos y distinciones nacionales y extranjeras. Ostenta la principal categoría nacional entre los artistas aficionados y es miembro de la AITA (Asociación Internacional de teatro Amateur) Entre sus giras  y festivales internacionales con notables éxitos podemos mencionar las realizadas por Guatemala, México, Estados Unidos, Italia y Venezuela.

Ostenta la categoría A en Grupos Aficionados del Ministerio de Cultura.